Publicaciones anteriores

El impacto psicológico de la cuarentena y cómo reducirlo


Les recomendamos leer el artículo publicado en la Revista Lancet titulado: The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence (Brooks, Webster, Smith, Woodland, Wessely, Greenberg, Rubin, 2020).

Es un artículo que se encuentra con acceso liberado en el siguiente link.


En este artículo los autores hacen una revisión acerca del impacto psicológico de la cuarentena. En su revisión incluyen 24 artículos. Encontraron que en la mayoría de los estudios se informan efectos psicológicos negativos de la cuarentena, tanto en adultos como en niños y adolescentes, siendo generalmente una experiencia desagradable para quienes la padecen. Se señala que el impacto psicológico de la cuarentena es amplio, y que puede ser duradero, detectándose incluso meses o años después; y es probable que las personas con problemas de salud mental preexistentes necesiten apoyo adicional durante la cuarentena.

Entre los síntomas que se pueden manifestar destacan los siguientes: bajo estado de ánimo, irritabilidad, insomnio, ira, agotamiento emocional, angustia, y síntomas de estrés postraumático.


Factores estresores en cuarentena:


(1) Mayor duración de la cuarentena se asocia a peor salud mental. Sin embargo, también se enfatiza que los efectos psicológicos de no usar cuarentena y permitir que la enfermedad se propague podrían ser peores.


(2) Temores de infección: temor sobre la propia salud o temor de infectar a los miembros de la familia.


(3) Pérdida de rutinas y aislamiento social: la pérdida de la rutina habitual, la separación de los seres queridos, la reducción del contacto social y físico con los demás, y la pérdida de libertad generan aburrimiento, frustración, y una sensación de aislamiento del resto del mundo, generando angustia.


(4) Suministros básicos inadecuados: por ejemplo, falta de comida, agua, ropa, alojamiento o suministros médicos durante la cuarentena es una fuente de frustración, y continúa estando asociado con ansiedad e ira meses después de haber finalizado el período de cuarentena.


(5) Información inadecuada: los participantes de los estudios refieren como factor estresante la información deficiente de las autoridades de salud pública, la incertidumbre sobre el estado de la enfermedad, tener poca claridad en las pautas sobre las acciones a tomar y confusión sobre el propósito de la cuarentena.


(6) Problemas económicos: la pérdida financiera como resultado de la cuarentena creó graves problemas socioeconómicos y se observó que era un factor de riesgo para los síntomas de trastornos psicológicos, enojo y ansiedad, varios meses después de la cuarentena.


(7) Estigma: El estigma de los demás se destaca como un tema importante en todos los estudios revisados, y a menudo los efectos del estigma social continuaron durante algún tiempo después de la cuarentena, incluso después de la contención del brote.


¿Qué sugieren para mitigar las consecuencias de la cuarentena?


Brinde a las personas tanta información como sea posible. Proporcionar una comunicación clara, diciéndole a las personas lo que está sucediendo y por qué, explicando cuánto tiempo continuará.


Reduzca el aburrimiento y mejore la comunicación con otros. El aburrimiento y el aislamiento causan angustia. Se debe informar a las personas que están en cuarentena sobre lo que pueden hacer para evitar el aburrimiento, y se les debe proporcionar consejos prácticos sobre técnicas de manejo del estrés.



Altruismo. Sentir que otros se beneficiarán de la situación de uno, puede hacer que las situaciones estresantes sean más fáciles de soportar, y parece probable que esto también sea cierto para la cuarentena en el hogar. Por lo tanto, será importante reforzar la sensación de altruismo que las personas deberían sentir.

Publicaciones anteriores